Al sur de la Península Ibérica se halla una de las regiones más ricas en recursos naturales, nos estamos refiriendo a Andalucía. De las ocho provincias que conforman la Comunicad Autónoma de Andalucía, es Granada donde se inserta la Comarca de la Vega-Sierra Elvira, concretamente ocupando un área del cuadrante Nor-occidental de la provincia granadina. Aquí, nuestra Comarca se extiende por tierras de la Depresión de Granada-Loja y, fundamentalmente, por el área de la Depresión de Granada en sentido estricto o zona más oriental, así como por algunas estribaciones septentrionales pertenecientes al Subbético.

El ámbito de actuación, la Comarca de La Vega-Sierra Elvira se sitúa, fundamentalmente, en una depresión de origen tectónico intercalada dentro de las Cordilleras Béticas, aquí junto con la depresión de Archidona y Antequera, por el Oeste. Y la de Guadix, Baza y Huéscar, por el Este, configuran lo que Sermet denominó Surco Intrabético; por tanto, la Depresión de Granada ocuparía una posición central respecto de las mencionadas con anterioridad.

El ámbito geográfico de estudio aparece delimitado latitudinalmente por los paralelos: 37º 8' 10” N. y 37º 27' 5” N.; y longitudinalmente por dos meridianos: 3º 36' 36” O. y 3º 55' 32” O.

La Comarca la componen los siguientes municipios: Albolote, Atarfe, Chauchina, Cijuela, Colomera, Cúllar Vega, Fuente Vaqueros, Láchar, Maracena, Peligros, Pinos Puente, Santa Fe, Valderrubio y Vegas del Genil. Ello supone que nuestra zona se extiende por una superficie de 476,3 Km2, adoptando una disposición en forma de ele invertida o imagen especular de dicha letra “L”.

Esta zona ha ofrecido a sus habitantes, tradicionalmente, una serie de condiciones favorables para su establecimiento y desarrollo: la inmensa llanura aluvial organizada en torno al Genil, los ricos suelos, la abundancia de agua que suministran las montañas circundantes, etc., sin lugar a dudas, fueron tenidas en consideración por los hombres y mujeres para elegir su emplazamiento, pues se daban inmejorables condiciones para la vida y la agricultura. En consecuencia, hoy día, la mitad meridional del nuestro ámbito de estudio aparece totalmente ocupada por el regadío, por contra, en la mitad septentrional predominan los secanos y terrenos forestales, limitándose los regadíos a estrechas franjas de vega junto a los cursos de aguas superficiales.

La Vega de Granada destaca, por innumerables bellezas, siendo el paisaje agrario y, en concreto el de regadío, uno de los elementos definitorios. La masa de sus regadíos ocupa palmo a palmo la gran llanura aluvial que ha construido el Genil. En nuestros días, este legado que supone el territorio de la Vega, se ve gravemente amenazado por la concurrencia de múltiples factores, todos ellos relacionados con los cambios de uso del suelo. No es razonable permitir que una situación coyuntural llegue a amenazar un recurso de tal valía, conseguido por la actuación conjunta y continuada de las diversas fuerzas de la Naturaleza a lo largo de la historia de la Tierra.

A nivel socioeconómico, la Comarca, en la línea de transformaciones que las áreas rurales están sufriendo desde hace algunas décadas, debidas a la crisis generalizada del sector agrario y a la perdida de importancia del mismo dentro de la economía general del país, denota además los cambios conexos a las áreas localizadas en espacios periurbanos, que se ven afectadas por los procesos de crecimiento demográfico y expansión urbanística de los grandes núcleos de población, estableciéndose una fuerte competencia entre los usos tradicionales agrarios y los usos residenciales, recreativos e industriales (Menor Toribio, 1997).

En este momento, estamos ante una tesitura importante, reconvertir las debilidades y amenazas que acechan a la Comarca Vega-Sierra Elvira, en fortalezas y oportunidades. En relación a la actividad económica, hemos de destacar que en tres municipios (Albolote, Atarfe y Peligros) superan la media provincial en el indicador de actividad económica por cada 10.000 habitantes, que se sitúan en un valor de 9,9 para el resto de los municipios.

En relación a la renta media por habitante es de 14.017 euros por habitante. Los municipios con mayor renta son Albolote y Cúllar Vega, ambos con más de 16.000 €/hab., seguidos de Peligros, Maracena, Vegas del Genil y Santa Fe, todos ellos superando los 14.000 euros/hab.
La densidad empresarial, medida como el nº de empresas/mil habitantes, evidencia un mayor impacto de la crisis económica en el tejido empresarial, en comparación con la provincia y la región. En 2014 la densidad era de 56,56 empresas por cada mil habitantes, muy por debajo de las cifras antes del comienzo de la crisis que eran de 66,62 (2007).

La perdida de tejido empresarial, se ha producido, especialmente en el sector de la construcción, mientras que han ganado peso las empresas del sector comercio, del transporte y de los servicios sanitarios, educativos y otros servicios a la población. El sector terciario da empleo al 90% de las mujeres Comarca, revelando un incremento del empleo femenino más intenso en esta zona que en la provincia y en Andalucía, en detrimento de otros sectores como la agricultura y la industria.

Otro hecho destacable, es que el tejido empresarial es de reducido tamaño. En 2014, el 81% de las empresas tenían entre 0 y 2 trabajadores/as y el 9,3% entre 3 y 5, Por tanto, estamos hablando de microempresas, que en muchos casos, constata la importancia del trabajo autónomo, como alternativa al desempleo.

La población activa, según el censo de 2011, era de 68.929 efectivos, de los cuales el 52,7 % eran hombres y el 47,3% mujeres, una distribución similar a la encontrada en la provincia y en la región. Sin embargo, la tasa de paro, es mayor en mujeres (48,3%) que en hombres (35%).

El diagnostico y DAFO de la EDL 2014-2020, establece según los indicadores económicos y sociales, la necesidad de diversificar la estructura productiva de la comarca, así como potenciar las pymes en base a actividades capaces de aprovechar los recursos locales del territorio, innovando y generando acciones de I+D+i. Otra necesidad importante a priorizar es recualificar a las personas desempleadas generando itinerarios formativos vinculados a la zona, especialmente dirigidos a l@s jóvenes, mujeres y mayores de 50 años.

Y el proceso cuantitativo y cualitativo da lugar al establecimiento de los siguientes ámbitos innovadores a potenciar dentro del Marco 2014-2020:

- Sector primario, especialmente en el agroindustrial, la agricultura ecológica, la artesanía alimentaria, y los productos naturales de la zona.
- Sector Turístico, definido mediante la valorización de los recursos y potencialidades de la zona, con generación de productos atractivos desde el punto de vista comarcal.
- Economía verde, vinculada a los aprovechamientos de residuos, reciclaje y otras actividades de conservación del medio ambiente y lucha contra el cambio climático.
- Servicios, en especial los de proximidad, dependencia y TIC´s, en general servicios especializados

Todo ello, supondrá crear un escenario para crecer, con mayor empleo, más sostenibilidad y más innovación, generando un equilibrio territorial y social a conseguir en la Meta 2020

 


Comparte este Contenido